¿Qué es una lámpara germicida?

May 25, 2020 | Ultravioleta

Por Mario Nureña | 5 minutos de lectura

¿Qué es una lámpara germicida?
Mario Nureña

Mario Nureña

Mario es Ingeniero Industrial especializado en Marketing. Escribe contenido estratégico que ayuda a las empresas a conectar con su público. Posee amplia experiencia en temas de iluminación profesional.

Una lámpara germicida produce luz ultravioleta de onda corta (UV-C) en la banda entre 200 nm y 280 nm que inactiva bacterias, virus y protozoos.

A saber, la radiación ultravioleta, conocida también como rayo UV o rayo ultravioleta, es una radiación electromagnética que es parte de los rayos solares y produce varios efectos en la salud.

En efecto, los rayos UV se asocian al color violeta debido a longitudes de onda corta muy cercanas al espectro visible asociado a este color, y en la práctica son rayos invisibles al ojo humano.

De manera análoga, la lámpara de desinfección ultravioleta se utiliza para dañar el ADN de microorganismos y provocar que estos no se reproduzcan y continuen infectando.

En contraste, las personas no pueden exponerse a los rayos UV debido a que estos pueden producir qumaduras en la piel y otra serie de graves distorsiones en el organismo debido a que debilita el sistema inmonólogico.

Rayos UV y aplicaciones

En primer lugar, la radiación UV se clasifica en tres principales tipos:

  • UV-C son los de mayor energía y se les conoce como rayos ultavioleta de onda corta donde se encuentran las lámparas germicidas.  El rango va desde los 100 nm hasta los 280 nm
  • UV-B conocidos con rayos ultravioleta de onda media que va desde los 280 nm hasta los 315 nm.
  • UV-A van en el rango de 315 nm hasta 400 nm y toman el nombre de rayos ultravioleta de onda larga.

Por otra parte, entre algunas de las aplicaciones de los rayos UV, tenemos las siguientes:

  • Función germicida.
  • Esterilización de alimentos y agua.
  • Curado fotoquímico de pinturas, resinas plásticas, tintas, etc.
  • Tratamientos médicos diversos.

Además, existen otras aplicaciones de los rayos UV como por ejemplo: la detección de dinero falso, investigación de incendios o verificación de documentos, entre otros.

¿Cómo funciona una lámpara germicida?

Lo más notable es que la radiación UV-C daña la estructura que protege el material genético de virus y bacterias rompiendo los enlaces moleculares del ADN.

En consecuencia, la eficacia de las ondas cortas de luz ultravioleta para inactivar agentes patógenos está estrechamente relacionada a la intensidad y al tiempo de exposición.

      Tipos de lámparas germicidas

      De manera semejante a las lámparas convencionales, las lámparas de rayos UV vienen en presentaciones de descarga y con tecnología LED.

      Existen 3 tipos de lámparas germicidas:

      • Baja presión. Funciona igual que una lámpara fluorescente, y no usa fósforo para hacer visible la luz. La longitud de onda de estas lámparas es de 253 nm más una pequeña fracción inferior a la unidad.
      • Media presión. Van en un rango ancho de la banda corta de luz ultravioleta y se utilizan mucho en tratar aguas industriales.
      • LED. los materiales semiconductores, que se utilizan desde hace algunos años en iluminación general, también son utilizados para generar luz ultravioleta en la banda germicida. Las ventajas de esta tecnología son conocidas: larga duración, potencia y ahorro de energía.

      Las lámparas germicidas más modernas con tecnología LED permite presentaciones más sofisticadas en forma y duración.

      Algunos modelos de lámparas germicidas

      Es una lámpara de descarga de mercurio a baja presión que se utiliza para la desinfección de aire, agua y superficies.

      Actúa como efecto fotolítico en el ADN haciendo que microorganismos como bacterias, hongos y virus no se puedan replicar.

      El efecto purificador se obtiene a longitudes de onda por debajo de los 230 nm, mientras que la efectividad máxima se obtiene a 260 nm.

      Las lámparas germicidas HNS de OSRAM emiten luz a 254 nm, muy cerca de la efectividad máxima.

        Según la literatura de esta lámpara germicida que presenta el portal LEDBOX, el tratamiento para la eliminación de bacterias y virus alcanza una eficacia mayor a 99%.

        Esta lámpara LED germicida es apropiada para tratar agua, purificar aire o desinfectar superficies contaminadas biológicamente.

        Incluye batería de alta potencia e interruptor táctil.

          Conclusiones

          Lo más notable es que, utilizando lámparas LED ultravioleta, todo agente patógeno puede ser eliminado en aire, agua y superficies contaminadas.

          En conclusión, debemos desarrollar la tecnología de lámparas germicidas LED a gran escala.

          Comparte esta publicación

          Mario Nureña

          Mario Nureña

          Mario es Ingeniero Industrial especializado en Marketing. Escribe contenido estratégico que ayuda a las empresas a conectar con su público. Posee amplia experiencia en temas de iluminación profesional.

          Share This