10 factores clave para todo proyecto de iluminación

Dic 6, 2019 | Iluminación

Por Mario Nureña | 12 minutos de lectura

Iluminación Profesional: 10 factores clave para todo proyecto
Imagen de freepik
Mario Nureña

Mario Nureña

Mario es Ingeniero Industrial especializado en Marketing. Escribe contenido estratégico que ayuda a las empresas a conectar con su público. Posee amplia experiencia en temas de iluminación profesional.

Todo proyecto de Iluminación debe tener en cuenta la importancia de la luz en la vida y su influencia en las actividades.

Sin embargo, existen muchos otros factores que pueden influenciar en el desarrollo de un proyecto de iluminación.

Si todavía no cuentas con mucha experiencia en el campo de alumbrado, te invitamos a leer este artículo.

En contraste, si has realizado cálculos en DIALux, y tus proyectos todavía no se han hecho realidad, te invitamos a leer nuestra publicación sobre cómo hacer un diseño de iluminación profesional con el objetivo que afines aún más el criterio que un proyectista debe tener.

La iluminación es un arte que busca crear sensaciones, seguridad y confort.

De manera análoga, se necesita también técnicas científicas y uso adecuado de la tecnología que se adapte a la necesidad específica del ambiente y de los clientes.

Y nunca olvides que los clientes que te contratan para alumbrar sus diferentes ambientes serán, finalmente, los usuarios y beneficiarios del sistema de iluminación.

¡Manos a la obra!

El plano del lugar es clave en alumbrado profesional

En primer término, un plano de arquitectura, también conocido como plano arquitectónico, muestra el estado actual del lugar o recinto, detalles geográficos, medio natural, infraestructura existente, etc.

En segundo lugar, el plano de arquitectura muestra todos los elementos arquitectónicos de una obra expresados en vistas frontales, de planta, elevaciones y hasta cortes transversales y longitudinales.

Por otro lado, los planos de instalaciones eléctricas, sanitarias o de gas también deberían ser revisados, y serán los planos de plantas y de acabados los que mostrarán mayor detalle a tomar en cuenta al desarrollar el proyecto de iluminación.

Asimismo, las medidas básicas a tomar en cuenta son el largo y ancho del lugar; sin embargo, a veces los sitios no presentan formas regulares, por tanto, quizá será necesario «dividir» el lugar en áreas para efectuar un mejor cálculo.

Respecto a las alturas del recinto, estás deben se trabajadas tanto de suelo a techo.

Finalmente, también se debe establecer una altura preliminar de montaje de los artefactos de iluminación de acuerdo a las condiciones del ambiente.

¿Qué actividad se llevará a cabo en el recinto?

Este punto esta relacionado a la siguiente pregunta: ¿cuáles son los objetivos principales de iluminación?

Así, la respuesta a tal pregunta dependerá del tipo de interior o área exterior a considerar.

En consecuencia, por ejemplo en áreas extensas donde se realizarán actividades visuales, la finalidad de la iluminación será facilitar la tarea y también activar al usuario para que se concentre en la operación.

En contraste, en pasillos, recibidores, salas de estar o lugares de descanso, la tarea visual no será tan importante y se buscará crear una atmósfera más relajante y que sea de agrado para el usuario.

La capacidad visual será un factor importante a considerar en todo proyecto de iluminación profesional.

Existen tablas de niveles de iluminancia recomendados para diferentes actividades, entre ellas resaltamos las siguientes:

  • Áreas de construcción en general
  • Talleres de montaje
  • Industria en general
  • Oficinas
  • Escuelas
  • Negocios y tiendas
  • Casas, hoteles y restaurantes
  • Iluminación exterior como la deportiva

Ciertamente, tampoco debemos olvidar  que se debe tener especial cuidado en buscar eficiencia en el uso de la energía y en el costo generado.

Las paredes, pisos, techos y mobiliario pueden ser aliados de la iluminación

Otro tema importante a tener en cuenta es cómo son percibidos los colores de los objetos.

Por tanto, somos capaces de ver los colores de los objetos debido a la reflexión de la luz y a la absorción de luz.

En consecuencia, un cuerpo opaco u oscuro, absorberá gran parte de la luz y será poca la luz que refleje, el cuerpo parecerá negro.

Mientras que un cuerpo que refleja todos los colores del espectro de luz, parecerá blanco; la luz será reflejada.

En conclusión, colores claros, con tendencia al blanco, serán grandes aliados de la iluminación; colores oscuros, con tendencia al negro, absorberán la luz y nos darán la sensación que el nivel de iluminación es menor.

De manera similar el mobiliario del lugar, los pisos a elegir, los colores de paredes y techos serán claves al momento de trabajar el proyecto de iluminación profesional.

¿Deseamos activar, neutralizar o relajar a las personas?

Probablemente, este punto sea uno de lo menos comprendidos por las personas en general debido a que muchos consideran que la luz fría ilumina más que la luz cálida; craso error.

Y no solo eso, existen otros conceptos errados que se manejan en la actividad comercial de artefactos de iluminación como por ejemplo el uso de la frase: «luz amarilla».

Ciertamente, no existe la «luz amarilla»; el nombre correcto a emplear sería: luz blanca muy cálida ; y si esta es muy brillante podría denominarse como: luz blanca fría.

Por consiguiente, las luces cálidas servirán para relajar a las personas.

En consecuencia, sería contraproducente utilizar luces blanco cálidas en una fábrica donde se necesita tener muy activas y atentas a la personas; una luz cálida los haría perder precisión, los cansaría rápidamente e inclusive podrían ocurrir accidentes.

Sin embargo, las lámparas de tecnología vigente nos permiten opciones para diferentes temperaturas de color, como por ejemplo, la luz blanca neutra que podríamos utilizar en ambientes donde se necesita cierta relajación de las personas sin perder de vista la actividad que realizan.

Finalmente, las luces frías servirán para activar a las personas; se recomienda utilizarlas en la cocina, talleres, áreas de fabricación, etc.

El nivel de iluminación es clave

Muchas personas suelen confundir el concepto de flujo luminoso con el nivel de iluminación.

Probablemente, algunos dirán que el flujo luminoso de una lámpara es más importante, y nosotros discrepamos al respecto.

El flujo luminoso nos indica la cantidad de luz que una fuente luminosa emite en todas las direcciones por segundo; la unidad de medida del flujo luminoso es el lúmen.

Ahora, imaginemos que iluminamos una cancha de tenis con solo lámparas, es decir, sin necesidad de utilizar un artefacto de iluminación, en este caso: una luminaria; ¿qué pasaría?

Pasaría lo siguiente:

  • La luz se dirigiría no solo la cancha, sino también el cielo.
  • Generaríamos marcadas sombras sobre el terreno a iluminar.
  • Los jugadores y también el público asistente al partido de tenis, serían deslumbrados por la luz.
  • Se provocaría un gasto elevado en el consumo de energía.
  • No habría uniformidad de luz sobre el terreno.

En consecuencia, la luz que emite una lámpara debe ser concentrada, dirigida y aprovechada al máximo; para lograrlo, se necesita un artefacto de iluminación llamado reflector que resulta ser una luminaria.

Al concentrar la luz y hacer fluir en determinada dirección, lograremos alcanzar mayor uniformidad de luz, ahorraremos energía y en general, tendremos un sistema más eficiente.

Por estas poderosas razones, el concepto más utilizado al desarrollar proyectos de alumbrado es el nivel de iluminación.

El nivel de iluminación se mide en luxes que resulta de dividir el flujo luminoso de una fuente de luz distribuida en un área determinada.

El consumo de energía

Se puede entregar la luz suficiente para una aplicación ahorrando energía y sin afectar el sistema; el resultado será un ahorro significativo en los costos energéticos.

En la práctica. muchas instalaciones de iluminación son ineficientes.

Consecuentemente, existen diversas formas para convertir dichas instalaciones utilizando equipos más eficientes para generar luz.

En conclusión, se puede obtener mejor iluminación con menor consumo de energía a menor costo.

El objetivo es proporcionar luz según las normas con la mínima utilización de la energía eléctrica.

Para que una instalación sea eficiente debes considerar algunas reglas básicas al desarrollar tu proyecto de iluminación profesional:

  1. Utilizar la fuente de luz más eficiente.
  2. Optimizar el flujo luminoso que entrega la lámpara.
  3. Hacer mantenimiento periódico al artefacto de iluminación.
  4. Utilizar los mejores esquemas de iluminación.
  5. Controlar la operación de encendido, regular la luz y aprovechar la luz natural.
  6. Tener en cuenta la decoración del entorno.

En resumen, no existe una respuesta simple para todos los proyectos de iluminación; sin embargo, sigue las reglas básicas y aumentarán las probabilidades de ahorrar energía.

Utiliza equipos de talla mundial de Iluminación Profesional para proyectos

En la actualidad, el mercado de iluminación profesional tiende a la atomización, es decir, no existe una marca que lidere con notoriedad el mismo.

Según el portal Economipedia: «la atomización en economía ocurre cuando existe un mercado muy fragmentado, en donde participan numerosos agentes (compradores y vendedores), ninguno de los cuales tiene poder para influir por sí sólo en el equilibrio del mercado».

Sin embargo, existen marcas que han liderado el mercado por años y que aún se mantienen vigentes; eso no quita que no podamos utilizar otras, y debemos tener cuidado porque lo barato siempre sale caro.

La tendencia en el mercado de iluminación es utilizar cada vez más la tecnología LED para reemplazar por completo toda la gama de lámparas existentes.

Y lo más notable, es que las mejores marcas exponen el mejor contenido técnico, en forma digital y al alcance de todos; pequeño, e importante detalle.

En tal sentido, el contenido digital será vital para tu proyecto de iluminación porque no solo encontrarás las hojas técnicas detalladas de los equipos, sino también las curvas fotométricas de los mismos que son tan necesarias para los cálculos de iluminación.

En consecuencia,  podrás trabajar el diseño de iluminación profesional con DIALux: software gratis que diseña, calcula y visualiza la luz de forma profesional, tanto para espacios simples, pisos enteros y edificios, como escenas exteriores.

Tiempo de vida de la lámpara

Entre los beneficios de la tecnología LED destaca la duración de las lámpara, y claro está, no todos los modelos de lámparas LED tienen igual vida.

La vida útil de una lámpara está más relacionado a un factor estadístico que señala cuando la fuente de luz artificial debe ser reemplazada debido a que suelen perder flujo luminoso cuando alcanzan un periodo crítico de operación.

Lo más notable es que las lámparas LED suelen tener pérdidas muy bajas; se estima que por cada 5 000 horas disminuye solo 5% del flujo luminoso inicial.

Sin embargo, el motivo de reemplazar lámparas durante la vida útil obedece a un tema de eficiencia que va en relación directa con el costo que conlleva reponer cada una de ellas debido a múltiples factores como la posibilidad de paralizar la operación que se realiza en el lugar, la altura de montaje y la afectación del nivel de iluminación de las condiciones iniciales materia del cálculo de iluminación.

Por consiguiente, siempre será más eficiente llevar registro de las lámparas instaladas en determinada zona y controlar el tiempo diario que permanecen encendidas, de esta manera, tendremos control de cuándo planificar el momento de cambio.

Por otro lado, los artefactos de iluminación que contienen las lámparas, es decir, las luminarias, suelen tener periodos más largos de reposición; sin embargo, no escapan a que también tengan una vida útil de operación.

No te olvides del clima y condiciones del ambiente

Otro factor importante a tener muy en cuenta en tu proyecto de iluminación profesional.

Los ambientes pueden ser corrosivos, húmedos, polvorientos, calurosos, gélidos, etc.

Muchos artefactos de iluminación cuentan con grados de protección contra el polvo, humedad, agua e inclusive pueden ser anti-explosivos.

Asimismo, el ambiente y aplicación en particular, puede condicionar el valor del artefacto a utilizar debido a lo sofisticado del mismo.

A manera de ejemplo, presentamos las clases de protección contra el agua para algunas luminarias:

  • IP65 – Eficaz contra chorros de agua
  • IP66 – Eficaz contra fuertes chorros de agua
  • IP67 – Eficaz en inmersión temporal
  • IP68 – Eficaza para inmersión permanente

Además, también existen grados de protección IP contra:

  • Objetos y suciedad
  • Agua y humedad
  • Golpes

Presupuesto destinado a Iluminación Profesional

Generalmente, los gastos en iluminación se tratan en el rubro de los gastos eléctricos, especialmente cuando se trata consumo energético periódico.

Además, es sabido que la tecnología LED ha contribuido con el ahorro de energía en el tiempo, más no con el periodo inicial de inversión.

En consecuencia, los artefactos con tecnología LED suelen tener mayor costo al inicio de operación, mientras que artefactos que utilizan lámparas de descarga de baja o alta presión suelen ser más baratos.

Sin embargo, la tecnología avanza tan rápido, y en este caso la electrónica del LED, que permite que sea cada vez más y más consumida, donde, al aplicar las economías de escala, obtenemos no solo un sistema amigable con el medio ambiente, sino también amigable al bolsillo de los usuarios.

    Conclusión

    Existen muchos otros factores que pueden influenciar en el desarrollo de un proyecto de iluminación, y lo más notable, es que los puntos señalados en el presente artículo sirvan de guía para cualquier persona que se aventura en el apasionante mundo de la iluminación profesional.

      Comparte esta publicación

      Mario Nureña

      Mario Nureña

      Mario es Ingeniero Industrial especializado en Marketing. Escribe contenido estratégico que ayuda a las empresas a conectar con su público. Posee amplia experiencia en temas de iluminación profesional.

      Share This